“En 2019, su presupuesto ascendió a 2,6 millones de euros y el actual supera los 3,4, destinándose 1,5 millones para la construcción del nuevo parque”

oy damos la palabra a José Luis Prieto Calderón, presidente del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, para que explique la gestión de un organismo muy presente en los medios de comunicación:

-A no tardar, se cumplirán dos años del actual mandato. Usted recibió el Consorcio de Bomberos Provincial. ¿Ha existido un punto de inflexión en su gestión desde que lo dirige?


-Cuando se produce un relevo en una organización, con la llegada de otras personas, lógicamente, también llegan otras ideas o formas de hacer las cosas. Lo que tengo claro, desde que estoy en política, es que mi forma de trabajar y mis objetivos no tienen por qué coincidir con los de quienes me hayan precedido o quienes me vayan a suceder. Ahora bien, una vez realizado el relevo, y con este año tan extraño en lo que a la gestión se refiere, puesto que la pandemia ha condicionado muchos proyectos, fundamentalmente retrasándolos, es evidente que el modelo de gestión del Consorcio está cambiando y que mi paso por él no será gris. Desde el principio, he tenido claros dos objetivos: el primero, que la organización crezca y que los zamoranos reciban un servicio esencial de calidad, mejorando los estándares de eficacia y eficiencia que tenían, y el segundo hacer “equipo” y que el engranaje administrativo y de actuación propia, en las emergencias de la provincia en las que actuemos, funcione lo mejor posible. Crecer en calidad, eficiencia, eficacia y, sobre todo, equipo. Todo está interrelacionado y, a pesar de las dificultades, cuando termine este mandato, el Consorcio estará en mejores condiciones que hace dos años: ese es mi compromiso con esta importante tarea que me ha sido encomendada. Así he entendido siempre mi paso por la gestión de lo público: entre 2007 y 2015, estuve en el “equipo” de gobierno del Ayuntamiento de Toro y pude poner mi granito de arena para que, en ese período, se realizaran las mayores inversiones que nunca antes había tenido la ciudad. Ahí están, y nadie puede negarlo, la plaza de toros, la piscina climatizada, el campo de futbol V Centenario, las pistas de pádel, la sede del Consejo Regulador de la D.O., cientos de metros de calles acondicionadas de acuerdo al entorno de la ciudad, parques, jardines, el entorno del Alcázar… Y entre 2012 y 2019 mi paso por el Patronato de Turismo supuso una mejora muy significativa de los datos de turistas y pernoctaciones en la provincia, y fue gracias al trabajo en “equipo” del personal del Patronato y de los empresarios del sector. 


-¿Cuántos bomberos se integran en este Consorcio? 


-En la actualidad la plantilla propia del consorcio tiene 37 puestos de trabajo, de los que están cubiertos 32. Hay que aclarar que algunas de esas vacantes se encuentran ocupadas por interinos y, por tanto, duplicadas en la plantilla. Nuestro objetivo es llegar, a corto plazo, a tener una plantilla de 50 personas entre el personal de organización y logística y el personal de actuación. Como todo el mundo sabe, en un buen equipo de fútbol hay delanteros, defensas, porteros y centrocampistas, pero también hay entrenadores, fisios, utileros, técnicos, etc.”. Los que salen a jugar no tienen que ocuparse de si el césped está bien o de cómo se plantea el próximo partido o quiénes serán los fichajes de la próxima temporada. Permítame el símil. De esos 50 puestos de trabajo del Consorcio, 45 serán cabos y bomberos, uno será coordinador de parques y otro director técnico, lo que podríamos considerar personal técnico de actuación, y otros 3 serán de personal sobre el que recaerá la gestión directa del Consorcio, gerente, secretario y auxiliar administrativo. Se trata de conseguir que todo el engranaje funcione ¿Son suficientes? 

-¿El actual equipo de Gobierno valora, en su justa medida, la importancia del Consorcio Provincial o es un área maría?


-¿Área maría? Ni mucho menos… En todo caso, área “marrón”. Desde luego no es un área que sirva para que un político se luzca. Estamos hablando de emergencias, de situaciones en las que puede estar en juego la vida de las personas y sus bienes, y esto está lejos de la cara más amable del político, para que nos vamos a engañar. No me cansaré de agradecer a todo el equipo su trabajo en cualquiera de las situaciones que se nos plantean a diario. Y no solo a los efectivos del propio Consorcio, sino también a los de Zamora, Benavente, Toro y Aliste. Son unos extraordinarios trabajadores que dan lo mejor de ellos mismos en estas situaciones. Pero no me voy a desviar de la pregunta. En este mandato me han “echado” dos morlacos serios: uno de Miura y el otro de Victorino, así que el arte ha habido que apartarlo y dedicarse a lidiar. No se olvide de que en Diputación mi área es Recursos Humanos…Alguien tenía que hacerlo, pero igual uno de Miura y otro de Domecq, por aquello de compensar, tampoco hubiera estado mal…


A este respecto tengo que decir que todas mis peticiones al presidente de la Institución han sido tenidas en cuenta y atendidas con prontitud. Le pongo un ejemplo: en 2019 el presupuesto del Consorcio ascendió a poco más de 2,6 millones de € y el de actual supera los 3,4 millones de €. Además hemos destinado 1,5 millones de € para la construcción y equipamiento del nuevo parque. Creo que esto es suficientemente significativo y demuestra el compromiso de la Diputación con este área “maría/marrón”. 

-¿Las relaciones con los ayuntamientos de Zamora, Benavente y Toro, los más importantes de la provincia, vienen siendo cordiales, positivas..?


-Cordiales, positivas y, sobre todo efectivas. Tengo que agradecer el talante que han demostrado los tres alcaldes y su disposición para llegar a los mejores acuerdos para los zamoranos. En 2019, finalizaron los tres convenios de colaboración e inmediatamente nos pusimos a trabajar para poder firmar nuevos convenios que fueran lo más justos y equilibrados para las partes. Hemos dejado en la percha las chaquetas con las siglas y nos hemos puesto el mono de trabajo institucional para cerrar los acuerdos que aseguren la prestación de este servicio en las mejores condiciones. En el caso del Ayuntamiento de Zamora, a pesar de la firma del convenio, todas las partes (Diputación, Ayuntamiento y Consorcio) estuvimos de acuerdo en que el Consorcio debería tener su propio parque para atender las emergencias de los 42 pueblos alrededor de la capital y firmamos un convenio que finalizará cuando ese parque sea una realidad. Eso no supone que los Bomberos de Zamora no vayan a intervenir en más emergencias de la provincia, porque cuando se declara una emergencia, y teniendo en cuanta el nivel de la misma, se activan los medios que sean necesarios, sean de quien sean, como todo el mundo puede entender fácilmente. Le pongo un ejemplo muy claro: la extinción de los incendios forestales es una competencia autonómica y, dependiendo de la magnitud del siniestro, actúan medios nacionales o incluso puede darse el caso de que se active el nivel 3 y sea el Gobierno de España quien tome las riendas, pero nosotros siempre estamos a disposición de la autoridad competente y la mayoría de las veces nos movilizan y acudimos a colaborar en la extinción. 

-¿Quizá se conozcan más las protestas semanales de algunos bomberos que las inversiones realizadas por la Diputación?


-Vaya por delante mi respeto más absoluto a que cualquiera defienda sus ideas de la forma que estime oportuno, aunque no las comparta. Están en su derecho, pero algunas de sus reivindicaciones poco tienen que ver con la realidad y, de hecho, el que la gran mayoría de sus compañeros no les apoyen debería hacerles recapacitar y pensar que, quizá los que estén equivocados sean ellos. Vuelvo al inicio de la entrevista y, aunque pueda parecer que, desde que se iniciaron las protestas de una reducida parte de la plantilla, hay un punto de inflexión que condiciona la toma de decisiones del Consorcio, lo que ha habido es una colaboración mucho más estrecha con el resto de la plantilla que se han puesto a trabajar, aún con mayor intensidad, para mejorar las condiciones del servicio. Lo primero que hice cuando llegué al Consorcio fue recibir en tres ocasiones, y en un espacio de tiempo muy reducido, a los representantes sindicales que ahora protagonizan esas protestas, en las que primero me expusieron y luego literalmente me exigieron, cumplir con sus reivindicaciones, muchas de ellas totalmente injustas, sin darme ningún margen para trazar una hoja de ruta razonable y acorde con lo que yo pretendía para este servicio esencial en nuestra provincia. Tal es así que lo primero que se nos exige es el cese inmediato de la única persona que en ese momento había para la organización y logística del Consorcio, ya que no estaba cubierta la plaza de gerente ni la de secretario-interventor. Como usted comprenderá transigir ante esto hubiera sido, literalmente, condenar al Consorcio al capricho de un reducido grupo de trabajadores. Quizá lo primero que deberían entender es que el objeto del Consorcio es el que lo define, pero la organización y toma de decisiones corresponde a sus órganos de gobierno: la Asamblea, el Consejo Directivo y la Presidencia. Ninguno de los componentes de estos órganos vamos a ir a apagar un fuego, desde luego que no, pero no se puede tratar de sustraer, a los representantes de esos órganos, sus legítimas competencias. Cada uno en su sitio, para que se entienda llanamente.


Esta semana se han cumplido 18 años desde que se creó el Consorcio y vamos a mostrarle a los zamoranos quiénes somos, cómo trabajamos y les vamos a trasmitir un mensaje claro para que tengan la absoluta confianza de que están en buenas manos y pueden dormir tranquilos. Zamora dispone de los medios para atender las emergencias que se produzcan de forma ordinaria. Si hablamos de situaciones extraordinarias, de las que nadie está libre al 100 %, puesto que el “riesgo cero” no existe, nadie dispone de medios propios para atenderlas y ahí entran el resto de administraciones para atender a los ciudadanos. El otro mensaje que queremos trasladar son las inversiones a las que usted hace referencia en la pregunta. Ya he hablado del incremento en el presupuesto de casi un 30 % en dos años, del 1,5 millones de € para el nuevo parque, pero no me quiero olvidar de los 450.000 € que el propio Consorcio está licitando para nuevos vehículos, los 70.000 € para los nuevos equipos de protección o los más de 100.000 € del presupuesto de este año para renovar los equipos de excarcelación en accidentes de tráfico.

-Se quejan los bomberos de que faltan inversiones, modernizar el Cuerpo al que pertenecen… ¿En qué tienen razón?


-Yo creo que hay que preguntar a todos y no solo a los que hacen ruido… Hay muchos parques de Bomberos de Castilla y León que aún no se han adecuado a la Ley de Protección Ciudadana y sus efectivos todavía pertenecen al grupo C2 de funcionarios. Los nuestros hace ya tiempo que son C1 en una promoción interna que ya quisieran muchos funcionarios de otras administraciones. Lógicamente, los interinos, que lo son por culpa de los continuos recursos y procedimientos judiciales que el sindicato del que hemos hablado ha puesto a cualquier promoción interna, y cuyo último capítulo se cerró a favor del Consorcio en junio de 2019, siguen siendo del grupo C2, porque, siendo interino no se puede promocionar, pero este año convocaremos esas plazas y normalizaremos la situación. Y respecto a las condiciones laborales de los bomberos, para aquellos que lo desconozcan, cada parque dispone de 5 equipos de 2 bomberos y 1 cabo que hacen turnos de 24 horas, es decir, trabajan 1 día completo y descansan 4. 


Y yo no me quiero creer que los que protestan no sean capaces de entender esto que llevo diciendo mucho tiempo y que, por otra parte, es público y todo el que muestra el más mínimo interés, conoce. Otra cosa es que en esa “guerra” de desinformación que parece que les interesa, quieran seguir tergiversando la realidad, pero en poco tiempo todos los zamoranos podrán comprobar hasta dónde hemos llegado.


-¿Defiende que el PSOE azuza y alienta sus protestas?


-Clara y rotundamente sí. Al menos el secretario de Organización y portavoz del grupo en la Diputación. ¡Si hasta las ruedas de prensa de uno de los portavoces de este reducido grupo de bomberos las han celebrado en la sede del PSOE! Es evidente que los autodenominados “díscolos” han encontrado cobijo bajo las siglas del PSOE, y es evidente que el PSOE ha perdido el norte. Solo escuchan a una parte del colectivo, que debe de ser la que les interesa, y no son capaces de hacer un mínimo ejercicio intelectual que les lleve a tener una visión global del Consorcio y sus funciones. Han criticado todo lo criticable, confundiendo los órganos de gobierno de la Diputación con los del Consorcio y manipulando descaradamente y de la forma más mezquina, cualquier decisión que hayamos tomado. Esa actitud no es ni leal con los zamoranos y sus instituciones, ni respetable por manipuladora.